Descorazonada

Quítamelo, arráncamelo, lámelo.
Cómetelo y arrojalo contra la pared.

Toma anda, te lo regalo para que escupas sobre él.
Para que lo mastiques y quizá
te crezca uno dentro de ese vacío pecho.

Envídiame porque se amar,
porque soy vulnerable y puedes destruirme.
Recuerda también, que dentro de ese dolor que siento
siempre podré volver a nacer.

Los pies de Jesús

No lo reconocimos entre nosotros los simples mortales.
No creímos en sus palabras
por miedo a la verdad,
a lo puro, a lo que tendría sentido.

Dejamos que caminara la pasión,
que sangrara su frente por culpa de las espinas.
Hicimos que cargara la cruz acuestas y el perdón de la humanidad,
que pidiera a su padre que nos amara sin importar nuestra condición.

Rey del cielo, redentor de lo justo y lo humano.
Todopoderoso, energía, transformación, fe.
Más allá de la religión, del milagro, de las promesas;
sin color, sin tamaño, sin raza: iluminación.
A ti que caminas descalzo déjame cuestionarme,
déjame ser libre para amarte de la única forma que sé: desconvencional.

Ella vino del mar

Sin encontrar la profundidad de sus pensamientos,
sale del mar la última diosa, la más bella, la más perdida.

Without knowing the sound of the waves that ran away from her,
she emerged from the depths thinking she will survive
the last kiss of the sun in her skin.

Sans raison et possibilité de retrouver,
elle est morte au près midi.

Loca, descorazonada, desahuciada y turbia pureza
que me deja creyendo que podré ver a través de ella,
mientras la tarde nos desengaña.

¿Onde você se esconde agora?
diz que vai ser para repetir o seu nome.

Rey

Quería que fuéramos a jugar al parque,
que me compraras un helado de limón.

Decidí ir a darle de comer a los patos,
ellos también te extrañan abuelito,
es como si supieran que no vas a regresar.

Mi madre dice que nos mandas saludos,
que nos miras desde el cielo a donde te envío besos…
Azul eres en mi memoria, azul serás hasta el último de mis días.

Te quiero Rey.