La Creación

Compartimos la misma vaina,
flotamos dentro del mismo inconsciente colectivo,
descansamos bajo un puente de átomos;
bajo la esperanza de un despertar incompleto.

Día Uno.

El embrión: criatura diminuta,
gusano baboso que se arrastra por el suelo.

Día Dos.

Los gusanos terminan por convertirse en amorfas criaturas.
Retuérsanse todo lo que puedan mientras flotan dentro de la nada.

Día Tres.

La piel se rompe para dejar salir las extremidades.
Sin forma de aferrarse sin verdaderos pies.

Día Cuatro.

Escucha los sonidos del agua.
Puede que si sigue la corriente logre encontrar la salida.

Día Cinco.

YA ESTOY HASTA LA MADRE.
Tengo la cabeza blanda, necesito hacer algo al respecto.

Día Seis.

Qué puedo empacar.
Ni si quiera tengo un pensamiento.

Día Siete.

No sé que estaba pensando, nunca pensé que el aire fuera a sentirse así.
Nunca pensé que me pondrían aquí donde puedo ver la sangre caer en forma de cascada.
Quiero regresar al calor de adentro al que conozco….
Este frasco de cristal es demasiado tenembroso.

Romance a Color

Orgía de colores denominados emociones.
Sistemas electrizantes de carne y hueso,
pedazos de metal disueltos en campos sanguíneos incompatibles.

Danzas de amantes sin rostro para olvidar el amor verdadero,
desdenes de corazones rotos que prefieren no sentir al cálido cuerpo,
presas de la carne en vez del amor que te tengo.

Impersonal la forma en que hacen de la suyas,
sin mirarse entre ellos porque no existe más la inocencia.
Falacias fálicas de media tarde y agrios genitales,
tabus que explotan sin repuestas frente a mi cara…

Que puedo decirte amado si sólo te amo a tí
y ya no tengo forma de participar en este daltónico romances a color.

Pesadilla

Monstruos que viven el en fondo del closet,
fantasmas que acechan bajo la cama
y mutantes escondidos entre mis bragas
aúllan por las noches en busca de carne fresca.

Me acorralan en cueros en la esquina de la alcoba.
Se sacan los ojos con sus uñas gigantes,
se comen entre ellos sus podridos órganos
y juegan adivinanzas conmigo.

Atormentan a mis vecinos desde el baño
y ahuyentan a las cucarachas que creí eran mi amigas.
Mencionan un desértico oasis
al que intento ir todas noches en mis sueños.

Se burlan de mi y mis vagos intentos de sanidad;
de la horrorosa realidad que no sé va cuando amanece.

La bola de cobardes teme a la sucia política,
a las enfermedades incurables, al mal de amores,
a los traidores, a los asesinos, temen a mi mundo…
Me temen a mí.

A estos pobres termino por dejarlos asomarse por la ventana.

Descorazonada

Quítamelo, arráncamelo, lámelo.
Cómetelo y arrojalo contra la pared.

Toma anda, te lo regalo para que escupas sobre él.
Para que lo mastiques y quizá
te crezca uno dentro de ese vacío pecho.

Envídiame porque se amar,
porque soy vulnerable y puedes destruirme.
Recuerda también, que dentro de ese dolor que siento
siempre podré volver a nacer.

Los pies de Jesús

No lo reconocimos entre nosotros los simples mortales.
No creímos en sus palabras
por miedo a la verdad,
a lo puro, a lo que tendría sentido.

Dejamos que caminara la pasión,
que sangrara su frente por culpa de las espinas.
Hicimos que cargara la cruz acuestas y el perdón de la humanidad,
que pidiera a su padre que nos amara sin importar nuestra condición.

Rey del cielo, redentor de lo justo y lo humano.
Todopoderoso, energía, transformación, fe.
Más allá de la religión, del milagro, de las promesas;
sin color, sin tamaño, sin raza: iluminación.
A ti que caminas descalzo déjame cuestionarme,
déjame ser libre para amarte de la única forma que sé: desconvencional.

Ella vino del mar

Sin encontrar la profundidad de sus pensamientos,
sale del mar la última diosa, la más bella, la más perdida.

Without knowing the sound of the waves that ran away from her,
she emerged from the depths thinking she will survive
the last kiss of the sun in her skin.

Sans raison et possibilité de retrouver,
elle est morte au près midi.

Loca, descorazonada, desahuciada y turbia pureza
que me deja creyendo que podré ver a través de ella,
mientras la tarde nos desengaña.

¿Onde você se esconde agora?
diz que vai ser para repetir o seu nome.

Rey

Quería que fuéramos a jugar al parque,
que me compraras un helado de limón.

Decidí ir a darle de comer a los patos,
ellos también te extrañan abuelito,
es como si supieran que no vas a regresar.

Mi madre dice que nos mandas saludos,
que nos miras desde el cielo a donde te envío besos…
Azul eres en mi memoria, azul serás hasta el último de mis días.

Te quiero Rey.