Inspiración

Hoy es mi Cumple

IMG_9701

Menos de una semana para cumplir los tan temidos 29… temidos porque cuando a penas tenía 20 años pensaba que llegar a los 30 significaba que había terminado mi juventud. Por un lado la expectativa de todo lo que tendría que tener o lograr me agobiaba inmensamente y a veces no sabía como podría convertirme en esa persona que sabía que quería ser.

Quería liberarme de los ideales sociales y las encomiadas familiares. Deseaba hacer mi propio camino, quería experimentar y equivocarme rápido; sentía que era la única forma en la que en verdad estaría viviendo. Me negaba a adoptar esos falsos modelos que me hacía añorar la perfección, que fuera un desastre, pero que fuera yo.

Heme aquí, justo a la orilla de ese instante y confieso que con menos miedo del que imaginé. El tiempo y la vida son muy relativos, porque aunque sabemos que estamos vivos, no es hasta que nos detenemos y contemplamos el ocaso que verdaderamente notamos lo que ha pasado. Los días que componen nuestra existencia no es lo que importa, si no hemos perdido o arriesgado, si no hemos amado y reído con todas nuestras fuerzas; entonces que pena si llegas a cincuenta años o a veinte… Aún habrá que buscar el tiempo para salir de esta burbuja.

Y bueno, ¿qué aprendí?

La gente no le pertenece a nadie, No tienes, ni tengo la responsabilidad de cargarte o aguantarte.
Elige siempre el amor, lo otro pasa.
Busca incansable el sentido de TU vida.
Ten sueños y todos los días despierta para hacer algo que te acerque a ellos.
Rétate, no hay nada peor que estar aburrido de uno mismo.
Viaje.
La medida del éxito tiene que ver con las acciones, no con lo material.
Ayuda a alguien, esa satisfacción te retribuirá infinitamente más.
Agradece lo bueno y sobretodo lo malo.

Puede sonar todo muy cliché, no me importa, 29 años lo ameritan.

Los voy a celebrar con júbilo,

con un nuevo trabajo que me encanta,
con una empresa que es mi orgullo,
con un corto sobre mi infancia,
con una nueva novela sobre las dificultades que me he enfrentado.
con mi compañero de vida.
con tranquilidad

La vida ciertamente no se termina a los casi 30 y agradezco que todo fuera como fue.

Aún cuando mi familia se haya separado brutalmente cuando a penas era una niña.
Aún cuando mi abuela muriera antes de ir juntas a Europa como siempre planeamos.
Aún cuando sufriera porque era rara y nunca encajé…
Aún cuando dentro de mi hubo ira y dolor…

Porque sin ninguna de esas cosas no sería esta mujer y si de algo estoy segura, es que no hay nadie más en todo el mundo que preferiría ser.