Vomito Mental

Que les regalen tus ojos

Siempre descubro primero a través de tus ojos, luego veo la verdad con los míos.
A pesar de todo nunca comprendo la realidad y termino mi tarde de copas cuestionando la justicia.

Nos empeñamos en memorizar modelos que no funcionan. Aplaudimos a los maniquíes acomodados en las vitrinas.
Buscamos un ser idéntico que podamos reproducir en varios colores; no queremos ser acusados de racistas porque ya no nos quedan tantos blancos.

Ondeamos banderas de sal sobre torres de marfil. Segregamos extraños para cerrar círculos y reinventar cierta figuras geométricas. Basamos naciones enteras sobre poesías románticas que terminan como tragedias. Los literatas han muerto sobre este suelo sin dueño, arránquenme la patria del pecho y después incineren mis restos; no puedo vivir sin el aliento que guarda la libertad.

Hemos quitado las nubes del cielo, las mandamos a vivir dentro de una mente en tinieblas. Dejen que los descalzos se acerquen a Dios o al stand de cupones donde puedan canjearlos por arroz y frijoles.

Fotografía: Diego Caballero