Fotografias, Vomito Mental

¡Ya estuvo suave!

No sé que le pasa a las calles de nuestra hermosa ciudad. El tráfico es una locura a todas horas, las personas son cada vez más intolerantes e irrespetuosas.
Ya no hay forma de salir sin regresar de malas de un mandado o tardarte todo el día en desplazarte de un lugar a otro.

Para las personas como a mí es un dolor de cabeza manejar y lidiar con todos los idiotas que andan por allí como si manejar se tratara de estar en la feria jugando a los autos chocones.

Hoy por la tarde casi me sale una úlcera por culpa del hombre que denominaré el Rey de los Imbéciles. Lo que particularmente me molesto de este individuo, además de su obvio New Rich look, fue la forma en como se metió en la calle sin previo aviso.

Fue la mirada de la prepotencia escupiéndome en la cara, un total misógino que se creé el emperador de las calles. Ese mismo hombre que evita el cambio y la igualdad entre sexos; en contrata de que ganemos lo mismo que él por un trabajo igual. Seguro es el típico tipo que no respeta a su mujer y la golpea en las noches después de ponerse borracho. Él que se asegura de que la asistente se sienta acosada y pendejiada todo el santo día. Él hombre que prefiere cortarse un testículo antes de que haya una mujer presidenta.

Estoy hasta la madre de que nos tomemos las calles como una lucha de egos, al no notar que si no esperamos nuestro turno podemos causar un accidente. ¡Qué le hace pensar a esa gente que yo no tengo prisa también! Quizá lo que necesitamos es que les vuelvan a enseñar a manejar o de plano un curso en el Manual de Carreño.

Estoy molesta. Molesta porque el progreso es un trabajo en equipo que específicamente necesita tiempo y no toma atajos. Si seguimos trayendo actitudes negativas y prepotencia, ¡Cómo podemos esperar a que las cosas mejoren!

En cuanto al Rey de los Imbéciles, espero que tú mamá te haya dado muchas nalgadas porque una persona sin educación como tú no merece ser hijo de nadie más que de la chingada.

Fotografía por Paige_Lobo