Pinturas, Poemas

La Creación

Compartimos la misma vaina,
flotamos dentro del mismo inconsciente colectivo,
descansamos bajo un puente de átomos;
bajo la esperanza de un despertar incompleto.

Día Uno.

El embrión: criatura diminuta,
gusano baboso que se arrastra por el suelo.

Día Dos.

Los gusanos terminan por convertirse en amorfas criaturas.
Retuérsanse todo lo que puedan mientras flotan dentro de la nada.

Día Tres.

La piel se rompe para dejar salir las extremidades.
Sin forma de aferrarse sin verdaderos pies.

Día Cuatro.

Escucha los sonidos del agua.
Puede que si sigue la corriente logre encontrar la salida.

Día Cinco.

YA ESTOY HASTA LA MADRE.
Tengo la cabeza blanda, necesito hacer algo al respecto.

Día Seis.

Qué puedo empacar.
Ni si quiera tengo un pensamiento.

Día Siete.

No sé que estaba pensando, nunca pensé que el aire fuera a sentirse así.
Nunca pensé que me pondrían aquí donde puedo ver la sangre caer en forma de cascada.
Quiero regresar al calor de adentro al que conozco….
Este frasco de cristal es demasiado tenembroso.