Pinturas, Poemas

Amore Mar

Extraño esos días de verano,
los incandescentes minutos
que pierden su fuerza
al golpear contra las olas.

Mis pies se entierran sin razón en el asfalto,
voy diluyéndome en cada poro de los rascacielos.
Marginada como un alma perdida
que no encuentra el final de un muelle;
ni tú voz atrapada entre las paredes.

Extraño esos días de verano,
la retrospectiva de una vida sin mar,
sin sal para sanar las heridas.

Me acurruco en tus brazos y
dejo que me arrulles como si fuerzas las olas;
que borres mi memoria para que nunca me de cuenta
que estos son mis preciados días de verano.