Poemas

Despedida

La vida se le resbala con prisa
de la dura cama donde descansa ,
Sus ojos se apagan como un par de estrellas
fugaces que han terminado su cansado recorrido.

El arrepentimiento ha llegado muy tarde,
y ahora le vela el sueño con un hacha entre las manos.
No existen perdones, ni glorias, ni gardenias…
No queda nada más que el amargo grito de la soledad,
y la desgastante espera que termine por llevarsela lejos.

La realidad es un pasado distante en retrospectiva,
la culminación de una vida que deja un vuelo sin aliento.
Desvacenerse hasta desaparecer y ser sólo un recuerdo…
Un suspiro que tenga la intención de hacerse inmortal
en otra vida.